TIRAMISU | Repostería Creativa - Club Bakery

TIRAMISU



Os doy la bienvenida con otra nueva entrada, que como veréis...es un Tiramisú...y sí, un postre en toda regla, de los que gusta a todo el mundo, de los que por lo menos una vez en la vida, tienes que probar a hacer y si encima encuentras la receta perfecta, mejor que mejor.
Ésta no te dejará indiferente y sólo tienes que dar un pequeño paso...probarlo.
La primera vez que hice éste postre, los comensales quedaron maravillados, el sabor a café pasó inadvertido para todos aquellos que estaban en contra y la verdad es que es un plato fácil de comer, porque es cremoso...
Ya he publicado esta receta anteriormente, pero me he dado el placer de hacer un pequeño vídeo donde enseño cómo hay que montarlo, mira...mira...


  • Reserva una cucharada de licor de café y con el resto, lo mezclas con el vaso de café y la mitad del azúcar. Si es necesario le pones un poquitín al fuego para que se deshaga mejor el azúcar.
  • Reserva y deja que se vaya enfriando.
  • Bate la nata y reserva.
  • Para hacer un queso mascarpone muy cremoso primero, bates el azúcar con las 4 yemas hasta blanquearlas, es mejor usar una batidora eléctrica de varillas, quedarán muy batidas y con un tono beige.
  • Después añades el queso mascarpone y sigues batiendo hasta que quede todo muy cremoso, hay que fijarse que ha quedado un poco montada la crema.
  • Añade las dos cucharadas de vino dulce y la cucharada de licor de café, lo mezclas con cuidado; por último ya puedes mezclar la nata montada con movimiento envolventes para que no se baje la esponjosidad de la mezcla.






  • Vuelve a colocar una capa de bizcochos empapados y otra de queso, con esta última capa terminamos, la cual deberá ir también espolvoreada de cacao.
  • Lo metes en la nevera aproximadamente 2 horas para que quede todo muy unido y cuajado con el frío.
Pequeña nota: Si nos ha sobrado crema, puedes aprovecharla haciendo copas, sin colocar los bizcochos alrededor, vas echando una capa de bizcochos empapados y otra de crema y así sucesivamente hasta completar la copa, espolvoreando al final cacao.