MOUSSE DE CASTAÑAS | Repostería Creativa - Club Bakery

MOUSSE DE CASTAÑAS


Tenía guardada esta deliciosa tarta de mousse desde hace tiempo y fué un placer hacerla para estos días tan especiales. Esta receta es de elaboración propia, hecha y decorada por mí y que quise que fuera de castañas para que no resultara pesada al comerla, además también estamos en época de ellas...
Lo único deciros que se realiza en varias partes: 1º el bizcocho, que es la base de la tarta; 2º prepararemos el mousse; 3º cubriremos el mousse con una capa de glaseado de chocolate y 4º decoramos.



Precalentamos el horno a 180ºC

Batimos los 2 huevos junto con el azúcar hasta que dupliquen su volumen.

Cuando esté montado le iremos incorporando de poco en poco el cacao y la harina tamizados, damos vueltas con movimientos envolventes.

Untaremos con mantequilla el molde y echaremos la mezcla, hornear alrededor de 8 minutos aproximadamente.


Lo más cómodo sería comprar la crema de castañas ya hecha, pero si queremos hacerla artesanalmente tendremos que cocer en agua durante 4 minutos las castañas con cáscara, de esta forma nos ayudará luego a pelarlas bien.

Una vez peladas las coceremos con leche para ablandarlas.

Mientras ponemos las gelatinas a remojo para ablandarlas. Calentamos sin que llegue a hervir, la nata, y disolvemos en ella las gelatinas. Apartamos y dejamos enfriar.

Ya blandas las castañas las meteremos en una batidora y las trituraremos para hacerlas puré.

Rallamos el chocolate.

Batimos las claras a punto de nieve.

Batimos la nata y una vez batida la incorporaremos el puré de castañas poco a poco, para no ir bajando el volumen.

Le incorporamos también la gelatina ya enfriada y con mucho cuidado también las claras a punto de nieve y el chocolate rallado.

Con la mezcla ya terminada la volcaremos dentro del molde y lo dejamos enfriar en el frigorífico alrededor de 3 horas.

Ya cuajada la mousse podemos hacer el glaseado de chocolate.


Ponemos las gelatinas a remojo en agua fría para que se ablanden.

Ponemos a calentar el agua, con el azúcar y el cacao en polvo hasta que hierva.

Apartamos del fuego y disolvemos las gelatinas ya escurridas, volvemos a poner al fuego para que rompa a hervir, apartamos y templar.

Ya podemos cubrir el mousse con el glaseado de chocolate, volvemos a meterlo en el frigorífico para que cuaje.


Mezclamos la nata batida con el cacao en polvo.

Decoramos la tarta con una boquilla ancha rizada.

Para las estrellas:

Hacemos un royal icing o glasa real:
Batimos la clara a mano hasta que esté firme y espumosa, no hace falta batirla a punto de nieve, a continuación echamos el azúcar de poco en poco y la esencia, y seguimos batiendo.

Nos tiene que quedar una consistencia parecida a la de la pasta de dientes.

Ya podemos meter la glasa en una manga pastelera con una boquilla fina para dibujar del nº3.

Dibujaremos la estrella basándonos en un dibujo hecho a mano sobre un papel. Colocamos el papel sobre una bandeja de horno y encima un papel para horno untado ligeramente de aceite. Calcamos el dibujo pasando la manga pastelera por encima y realizando el dibujo con mucho cuidado.

Movemos el papel y volvemos a dibujar otra estrella. Hacemos todas las estrellas que queramos pero siempre hacemos de más por si se nos rompe alguna.

Metemos las estrellas en el horno a unos 150 grados , con el grill encendido solamente, estamos atentos de que se doren pues enseguida se dorarán.

Ya las tenemos listas, sólo hay que dejarlas enfriar y con mucho cuidadín colocarlas sobre la tarta.

Es otra receta publicada por Club Bakery para vosotros, con mucho cariño...