ARBOLITO DE NAVIDAD | Repostería Creativa - Club Bakery

ARBOLITO DE NAVIDAD




Para elaborar este postre navideño hay que hacer los famosos profiteroles, son sencillos de hacer y una vez hecho les rellenamos de nata y hacemos el montaje.



PARA LA NATA
-1000 grs de nata para montar
-250 grs de azúcar

Yo he batido la nata en dos tandas de 500grs cada una.
Colocamos la nata en el recipiente , ponemos un poquitín de azúcar y comenzamos a batirla a gran velocidad, sin hacer pausas ni disminuir la velocidad, hay que tener cuidado de no hacer movimientos demasiados bruscos en círculos, sino mas bien vamos haciendo movimientos circulares con la mano pero despacio. Mientras la estamos batiendo nos fijaremos que empezará a espesar, tenemos que tener paciencia pues a veces tarda unos pocos minutos. Tenemos que tener la precaución de no dejar que se nos corte la nata, es decir que se nos haya pasado al batirla.

Sabremos que ya está montada cuando pasando las varillas por la nata se van formando surcos y montoncitos cada vez más rígidos y al voltear el recipiente no se caiga la nata.

Echamos el resto del azúcar cuando tengamos la nata batida, la removemos despacio con la mano con unas varillas de metal.

PARA LOS PROFITEROLES
-300ml de agua
-100 gr de mantequilla
-150 gr de harina
-4 huevos

Ponemos el agua a calentar en un cazo junto con la mantequilla cortada en trozos. Cuando se haya deshecho la mantequilla y haya cogido calor el agua pero sin llegar a hervir, echamos toda la harina de golpe y lo damos vueltas sin parar hasta formar una masa.




Añadimos un huevo y damos vueltas a la masa hasta que lo haya absorbido. Así lo iremos haciendo con los restantes de uno en uno hasta agotarles.







Con la masa lista la meteremos en una manga pastelera con una boquilla de estrella ancha para ir formando los pastelitos.
Engrasamos con un poco de mantequilla la bandeja antes de hacer los pastelitos.
Miden alrededor de 2.5cms pero una vez dentro del horno se hincharán otro poco.


Horno 160º-180º hasta verles doraditos.


Les dejamos enfriar y les rellenamos de la nata con una manga pastelera.
Para hacer el montaje he hecho una serie de dibujos, serán cuatro pisos de profiteroles y en cada piso puedes poner la cantidad de pastelitos que vienen dibujados.
Entre los huecos vas echando también nata para que quede todo mejor unido.





Y ya podemos decir que ya está montado el arbolito de profiteroles o de Navidad, como lo quieras llamar, jeje. Ya sólo queda adornarlo de lo que más te guste. Yo he elegido unas guindas de color rojo y algún adorno de plastico imitando las hojas de acebo. Esto lo dejo a tu elección y disfruta de este postre tan cremoso para ese día tan especial.