MAGADALENAS CON CHOCOLATE BLANCO | Repostería Creativa - Club Bakery

MAGADALENAS CON CHOCOLATE BLANCO

No podía faltar para este día tan romántico, de San Valentín, una receta super dulce con sabor a chocolate blanco, y es que no te puedes resistir a hacer estas deliciosas magdalenas porque tienen un sabor exquisito. Atrévete a hacerlas porque triunfarás.
INGREDIENTES PARA MAGDALENAS

-4 Huevos Categoria L, o 225grs
-Harina de trigo 275grs
-Azúcar 225grs
-Leche entera 50grs
-Mantequilla derretida 225grs
-Unas gotas de esencia de vainilla
-1 sobres y cuarto de cada, de gasificante y ácido tartárico, son unos sobres que venden en el Mercadona en una caja morada, especial para repostería.

INGREDIENTES PARA LA CREMA DE CHOCOLATE BLANCO

-chocolate blanco 350grs
-queso tipo philadelphia 250grs
-nata liquida 300ml

INGREDIENTES PARA LA DECORACIÓN

-Azúcar de color rojo o perlitas pequeñas rojas
(azúcar lustre y colorante de color rojo, más abajo te explico como hacer azúcar de color)

Echamos todos los ingredientes en un cuenco y les batimos bien con una batidora.

Precalentamos el horno a 220 grados.
Colocamos la masa sobre la mitad de la altura de las cápsulas.
Lo metemos en el horno unos 6 o 7 minutos.

Mientras se van haciendo las magdalenas VAMOS HACIENDO LA CREMA DE CHOCOLATE.
Colocamos un cazo al fuego y echamos la nata, la calentamos pero no la dejamos que hierva.
Echamos el chocolate blanco en trocitos y dando vueltas con una cuchara ayudamos a que se derrita; llegado a este punto podemos añadir el queso y removemos.
Cuando estén enfriadas las magdalenas y la crema podemos ya rellenarlas hasta el borde de la cápsula.
Lo metemos todo al frigorífico para que cuaje la crema.

PARA ELABORAR EL AZÚCAR DE COLORES: cogemos un tarro de cristal y metemos una cantidad pequeña de azúcar con unas gotas de colorante rojo, tapamos el tarro y removemos o agitamos "el tarro"con la
mano enérgicamente para que se mezcle bien el color con el azúcar.




Cuando tengamos las magdalenas preparadas cogemos un cortante para galletas con forma de corazón, le colocamos encima de la crema y echaremos dentro una capa fina de azúcar o de perlitas.
Y no me queda más que contarte de esta deliciosa maravilla, cuando pruebes el resultado seguro que repetirás en volver a hacerla; por cierto la misma crema que has preparado la puedes hacer otro día y hacer una riquísima tarta con una base de bizcocho o galleta, te aseguro que también está deliosa.